//
contenido
Política y Sociedad

Bucharaya Beyún: “España y Francia hacen lo posible porque no se reconozcan los derechos saharauis”

Bucharaya Beyún es el embajador saharaui en España. La lucha por la independencia del Sáhara es, sin duda, una de las reivindicaciones más sentidas por el pueblo español. La relación fraterna que une a ambos pueblos se manifiesta constantemente en la cantidad de organizaciones de apoyo que existen en España. Las entrevistas que reproduzco a continuación fueron realizadas en Agosto del 2009 y Octubre del 2010. La primera aborda la situación de las negociaciones a nivel internacional. 

¿Cuál es actualmente el estado de las negociaciones?

Las negociaciones están paralizadas desde principios de este año. La perspectiva de ir a una nueva ronda salió a la luz después de haber sido nombrado el nuevo representante, Christopher Ross. Va a haber un encuentro a principios de este mes, pero de momento no se ha convocado a las partes. Marruecos está poniendo muchas dificultades a este encuentro, sobre todo después de la carta que mandó Obama al Rey de Marruecos, en la que pide cooperación para entrar en negociaciones que incluyan todo tipo de solución, hasta la independencia o autonomía.

El representante en la ONU del Frente Polisario ha declarado que era pronto para saber si había un cambio con la presidencia de Obama, ¿realmente ha girado su política?

En su campaña electoral se comprometió a que los conflictos internacionales se redimirían a través del entendimiento, el dialogo y el multilateralismo. El último Consejo de la ONU no quiso apoyar la propuesta marroquí, sino que dijo que apoyaba al nuevo representante en su esfuerzo por encontrar una solución. Esto ha colocado a Marruecos en una situación de mucho nerviosismo. Incluso desde medios españoles se insiste en que Obama se desmarca de la línea de la administración Bush. Es la primera vez desde hace dieciocho años que la administración norteamericana deja de aprobar la propuesta marroquí.

¿Cuáles son los últimos movimientos del Ejecutivo español, porque Moratinos apareció públicamente apoyando las últimas elecciones en el Sáhara con las condiciones impuestas por Marruecos?

La administración española ha estado los últimos años a remolque de las posiciones francesas. Usted sabe que Francia es el único país europeo y del Consejo de Seguridad que apoya la ocupación del Sáhara. La actuación francesa ha estado avalada por la línea del actual ejecutivo español. Mantiene posiciones ambiguas, confusas… esto lo único que hace es darle oxígeno a Marruecos.

Sin embargo, esto choca con el sentir y el respaldo de la sociedad española…

La causa saharaui goza de una simpatía muy grande en la opinión pública española. El movimiento solidario más amplio a nivel internacional está en España. Lamentablemente el Gobierno hace oídos sordo a esta demanda. El pueblo saharaui tiene mucho que agradecerle a la sociedad española, a la gente de a pie, a las asociaciones, a los partidos, a los ayuntamientos, incluso a los gobiernos autonómicos.

Algún día el gobierno español tendrá que hacer caso. Todo esto a pesar de que la ONU deja bien claro que Marruecos no figura como potencia administradora o colonizadora, y por lo tanto sigue siendo España, desde el punto de vista jurídico y moral, responsable del proceso de descolonización saharaui.

Recientemente han denunciado en la ONU la acción de Francia para paralizar la prorrogación de la misión MINURSO – misión para la organización de un referéndum -, en vez de una posición de apoyo a Marruecos, ¿no debemos hablar de un gobierno títere marroquí de los intereses franceses?

Hassan II era un dictador, pero por lo menos tenía alguna autoridad para tomar decisiones. Este nuevo rey no tiene ninguna autoridad. Seguramente las decisiones se toman más en París que en Rabat.

El comportamiento de Francia ha pasado todas las líneas rojas. Amenazó con utilizar el derecho de veto en la ONU para que no se respete el derecho del Sahara Occidental. España y Francia hacen lo posible porque ningún organismo internacional reconozca este derecho. También hay que recordar que todo el material que utiliza las fuerzas de represión, la policía marroquí – las porras, los escudos… – vienen de España.

¿Qué intereses que se mueven en la explotación de los recursos naturales en el Sáhara y las prospecciones petrolíferas que han denunciado?

La ONU ha dejado bien claro que los países que ocupan un territorio no pueden explotar su riqueza, a menos que ese recurso beneficie a la población saharaui; pero ni Marruecos es potencia administradora, ni se beneficia el pueblo saharaui. Todo es ilegal.

Marruecos ha obtenido 4.000 millones de dolares en el 2008, y otros tantos en el 2009, del fosfato, de la pesca… ahora están abriendo una brecha para que empresas europeas y norteamericanas busquen petróleo en el Sáhara.

¿Se puede hablar de algún cambio con la presidencia de Ban Ki-moon en la ONU?

Usted debe acordarse que cuando el antiguo representante, Peter Van Walsun, intentó forzar en el Consejo la aceptación de la propuesta marroquí. Ban Ki-moon no quiso incluir esa propuesta en el informe que presentó en el Consejo. Por lo tanto Ban Ki-moon nunca ha estado de acuerdo con la propuesta marroquí. Sigue respetando el contenido de las resoluciones del Consejo. Su posición va a ser reforzada por el nuevo posicionamiento norteamericano.

¿Qué repercusiones está teniendo la crisis en el pueblo saharaui?, en las condiciones de vida, o en ayudas como la acogida de niños en España…

La crisis repercute sobre todo en el apoyo internacional. Se han demandado seis millones de dolares para ayudar a los sectores más vulnerables en el territorio saharaui en los campamentos, mujeres embarazadas, niños y ancianos. Sin embargo el Fondo de Emergencia de la ONU solo ha ofrecido un millón y medio de dolares. Según la ONU esto es por la cantidad de necesidades en el mundo y por la contribución de los países.

Ahora mismo hay 8.500 niños saharauis en España. No creo que en esto haya influido, aunque hay familias españolas que no tienen ningún miembro trabajando. Pero entre el año pasado y éste no se ha reducido en más de cuatrocientos niños.

¿Pero no es esto un despropósito?. Las familias españolas no dejan de cumplir con el pueblo saharaui más que un 5%, y los organismos internacionales no cumplen ni con una tercera parte. Mientras, las instituciones financieras no paran de declarar ingentes beneficios en plena crisis…

Esto es lo mismo que en el terreno político. La población está de pie apoyando al pueblo saharaui, y no lo hacen las instituciones oficiales. Las familias españolas hacen sacrificios y acopio de material para ayudar al pueblo saharaui y acoger niños, aunque tengan menos recursos están haciendo esfuerzos gigantes, incluso las familias que no tienen ningún miembro trabajando.

Sinceramente, ¿qué representan 150.000 saharauis para el apoyo internacional?. Se está quemando trigo y grano para mantener los precios y dejando a miles de ciudadanos sin comida. Ésta es la lógica del capitalismo…

Claro, ni si quiera son los habitantes que hay en Móstoles o en muchas poblaciones españolas, pero España sigue siendo responsable moral y jurídicamente, de la educación, de la alimentación y de la salud de los saharauis.

Esta segunda entrevista aborda la represión a la que fueron sometidos miles de saharauis que se instalaron en campamentos como protesta por sus condiciones de vida y el expolio marroquí de sus riquezas naturales. Solo un campamento consiguió aguantar la represión: Agdaym Izik, gracias a la cantidad de gente que se sumó al mismo, casi 20 mil personas y 700 jaimas.

¿Cómo se forma el campamento de Agdaym Izik?

Es una iniciativa de ciudadanos saharauis en las diferentes ciudades ocupadas, hartos de las condiciones a las que les somete el gobierno marroquí. Son ciudadanos de segunda, sin trabajo ni atención sanitaria, casi sin escuelas. Es una situación insoportable ante la que los ciudadanos han salido fuera a manifestar a la comunidad internacional su malestar, su rechazo y su repulsa. Se trató de hacer en varias ciudades, pero en El Aaiún el campamento es más numeroso, salió mucha gente de golpe, y los marroquíes no pudieron intervenir como lo han hecho en otras ciudades en las que cuando la gente salió las fuerzas marroquíes actuaron para impedir que se formaran los campamentos.

Al principio pensaban que no se sumaria mucha gente, pero las 150 jaimas que habían al principio se convirtieron en 700, y ya se hizo posible intervenir. Además allí hay presencia occidental y la gente está mucho mejor comunicada con Internet. Esto ha evitado una actuación brutal como la que han hecho en otros lugares.

La gente pide trabajo, vivienda, escuela… y están tratando de actuar de manera pacífica. Igualmente Marruecos sabe que detrás están las demandas políticas contra la ocupación y la falta de alternativas, aunque traten de decir que solo son “demandas sociales”. El nerviosismo es lo que les ha llevado a pasar de la intimidación al asesinato.

¿Cuál es la relación del Frente Polisario con esta iniciativa popular?

Marruecos trata de quitarle hierro a esto. El Polisario no está allí, sino donde debe estar. Son ciudadanos saharauis y no el Polisario quien está allí, ni quien lleva las banderas del Sáhara a El Aaiún en las manifestaciones. Es una expresión más del rechazo del pueblo saharaui contra la ocupación marroquí.

Ahora mismo los saharauis están más unidos que nunca en la reivindicación por la autodeterminación. Si hasta ahora en el campamento no hay banderas independentistas será porque no lo han considerado necesario. Las demandas están ahí y si no se manifiestan de forma pública es por temor a que Marruecos cometa una masacre. Si a la gente se le ocurre levantar proclamas independentistas en el campamento Marruecos es capaz de eliminarlo. Hay miles de soldados allí, como en estado de guerra, imagínese si se les ocurre proclamar la independencia… un baño de sangre.

Los que están allí son quienes han nacido con la ocupación y lo que le molesta a Marruecos es el fracaso de la política de integración de los ciudadanos saharauis. Marruecos pretende transmitir el mensaje de que quien quiere la independencia y la autodeterminación es el Polisario, y no, es una demanda del pueblo saharaui, en los campamentos, en Marruecos y en España. Están reclamando que se les permita expresar libremente qué futuro quieren. Por mucho que Marruecos intente separar al Polisario del resto del pueblo, los saharauis van a seguir teniendo esta demanda.

Si realmente la población no tiene estás demandas políticas, ¿a qué viene tanto ejercito?, que dejen que la gente reivindique sus derechos.

Esto ha acabado en un asesinato pero van ya más de cuarenta heridos…

Los heridos se produjeron cuando impidieron que se formaran otros campamentos. Se ensañaron con la gente para disolver los campamentos en acciones brutales. Hay mucha gente hospitalizada.

En Agdaym Izik han estado evitando la confrontación. Lo que pasó es que el coche en el que iba el muchacho asesinado no paró en el control, porque cada vez que los paran los hacen bajar, los registran, les quitan lo que tienen y los provocan para buscar la confrontación. Muchos jóvenes caen en eso y para evitarlo no paran. Como no pararon los tirotearon.

Como le decía, tratan de evitar toda confrontación. Están con sus demandas y esperando a ver qué hace Marruecos.

¿Y la intervención de la comunidad internacional ante este asesinato?

Nosotros preveíamos lo que iba a pasar y enviamos una demanda a la ONU a fin de que no ocurriera esto. Allí está la misión de la ONU en el territorio, y Marruecos, en violación flagrante de los acuerdos con la ONU de alto el fuego, está enviando tropas a El Aaiún, como si esto fuera una guerra, con helicópteros sobrevolando la zona. Y la ONU no está diciendo nada. Si que es verdad que Christopher Ross llamó ayer a rebajar la tensión, pero Marruecos no va a responder.

Nuestra posición es que cuando Christopher Ross convocó la reunión para noviembre de ambas partes en Nueva York, Marruecos no quedó muy contento y por eso quieren elevar la tensión, para obstaculizar las negociaciones.

Desde España no se ha hecho mucho. Ayer la ministra cuando le preguntaron dijo que espera que Marruecos negocie con las organizaciones del campamento y que no estaba muy al tanto. Creo que el PP va a pedir la comparecencia de la ministra para pedir explicaciones. Pero hasta ahora no hemos visto que el gobierno español pida explicaciones a Marruecos ni haga nada para evitar que ocurra lo que ocurrió ayer. Seguimos lanzando llamamientos internacionales para evitar que Marruecos siga con esta violencia. Solo Dios sabe qué puede pasar en las próximas horas si esto sigue así. Son miles de soldados alrededor del campamento y si esto no cambia todo se radicalizará mucho más.

¿Qué expectativas tienen respecto a la reunión de noviembre en Nueva York?

Yo creo que Ross fue bastante claro en su mensaje. Cuando visitó Francia, España, Inglaterra, Rusia y EEUU, a los que se les llama “los cinco amigos del Secretario General para la cuestión saharaui”, emitió un comunicado en el que dejó claro que hasta ahora Marruecos no había querido entrar a debatir las propuestas, mientras que los saharauis sí que lo están, y preveía que si no hay una solución esto podía descarrilar hacia la violencia y el terrorismo. Decía que hace falta entrar en negociaciones responsables, serias y sin condiciones previas. Y esto es un mensaje a Marruecos: si quiere negociar no puede traer condiciones previas.

Marruecos no está interesado en negociaciones en las que no puede poner condiciones y por eso está creando este ambiente de tensión, para obstaculizar el camino. Ayer enviamos un comunicado a la ONU manifestando nuestra voluntad por negociar una salida de acuerdo a las resoluciones de seguridad. Esperemos que la comunidad internacional presione a Marruecos para que entre en estas negociaciones. Es insostenible mantener este status quo. Como dijo nuestro presidente, si no hay señales a corto plazo de solución del conflicto de acuerdo a las resoluciones internacionales, el Frente Polisario volverá a coger las armas como único camino que nos están dejando para que se respete el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui.

¿Temen entonces que pueda pasar lo mismo que en la reunión de febrero?

 Lo que hay de nuevo es que es la ONU, Christopher Ross, quien dice que es Marruecos quien no quiere negociar. Y en segundo lugar que es Christopher Ross quien dice que hay que negociar sin condiciones previas o esto descarrilará hacia lo peor, y dice textualmente, “hacia la violencia y el terrorismo”. El mediador no es cualquiera y si dice esto es con el beneplácito de su gobierno, sino no se atrevería a decirlo. Esperemos que avancen las negociaciones.

Anuncios

Acerca de joanencunyat

Director de la revista cultural Foros21. Redactor Jefe de Cultura y Director de Comunicación en De Verdad Digital. Jefe de sección en la revista Chispas. Director del Comité de Relaciones de Unificación Comunista de España

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 2.448 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: