//
contenido
Iberoamérica

Erasto Reyes y Betty Matamoros (Bloque Popular): “Golpe de Estado en Honduras”

Casi 100 días después del golpe de estado en Honduras, entre el 25 y el 27 de septiembre del 2009, Erasto Reyes y Betty Mamatamoros, representantes del Frente Nacional de Resistencia contra el golpe de estado en Honduras, visitaron España. Ambos eran miembros también de la Coordinadora Nacional de Resistencia Popular y del Bloque Popular de Honduras, una plataforma constituida hace nueve años, por las organizaciones populares hondureñas, con el objetivo de dar una respuesta a la intervención norteamericana y al modelo económico y político que mantiene a Honduras sojuzgado como país y secuestrada su soberanía e independencia. La entrevista duró tres horas aproximadamente, y se hicieron cortas.  Sin duda uno de los ejemplos más vivos de cómo la creciente monopolización mediática, agudizada en los últimos dos años, impide que las historias y sus protagonistas se conozcan. Sin duda, en Honduras, EE.UU. actuó como siempre, el pueblo hondureño “como nunca”. Reproduzco aquí el artículo que publiqué entonces, recogiendo partes de la entrevista.

Betty Matamoros

Hemos aprendido más en estos noventa días que en los últimos diez años”. Los Acuerdos de Paz firmados a finales de los años 80 por Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua, dieron lugar a la “formación-legalización” en Honduras de un nuevo partido de izquierdas, Unificación Democrática, pretendiendo ser la expresión de la izquierda del país. Los sectores más revolucionarios del Partido Comunista y las organizaciones más independientes y activas, fueron excluidas. Como dice Erasto Reyes “la lucha en el país ha dado mucha sangre que allí no quedó reflejada”. EE.UU. pretendió dejar las cosas bien atadas en un país en el que las instalaciones del Alto Mando del Ejército están situadas a 200 metros de la embajada norteamericana. Físicamente la suntuosidad de la embajada se cierne sobre la pírrica estructura del centro militar.

En el año 2000 empieza su andadura el Bloque Popular. Desde el principio el movimiento decide no legalizarse, ni constituirse como partido político, lo que les permite actuar como tal construyendo, al mismo tiempo, un “frente” que recorre muy diferentes sectores de la sociedad; desde la intelectualidad progresista y revolucionaria, hasta los indígenas y los garífunas – negros -. Actualmente están presentes en once de las dieciocho capitales departamentales del país.

Una candidatura popular

Tras la elección de Zelaya, y como resultado inevitable de sus propios objetivos, el Bloque Popular toma la decisión de presentar una candidatura independiente encabezada por Carlos H. Reyes, dirigente sindical histórico del STIBYS – sindicato del sector de Bebidas y Similares -.

Primero tuvieron que vencer las gigantescas trabas legales. Hasta 42.000 firmas eran necesarias para poder concurrir a las elecciones. Con 7 millones de habitantes debían recoger las mismas firmas que se exige a los partidos extraparlamentarios en España, con 46 millones de habitantes. Pero no contentos con eso, se les exigió recoger la firma, el número de identificación y ¡la huella de un dedo de cada mano!

Recogimos 70.000 firmas con diferentes experiencias; desde compañeros que las recogían una a una en las calles de la capital, hasta las mesas masivas del 1º de Mayo”, explica Erasto Reyes. En el relato de la gesta Betty Matamoros nos explica que “ese 1º de Mayo nos ha permitido sacar muchas conclusiones.

Erasto Reyes

Por primera vez las calles de San Pedro Sula o Tegucigalpa se quedaron pequeñas. El Bloque Popular siempre nos colocamos al final de la manifestación por cuestiones de seguridad y ese día, después de horas esperando bajo un sol de castigo, llamé a Carlos H. Reyes que estaba en la cabecera para saber por qué no se avanzaba, y me dijo: “¡pero si aquí ya hemos acabado con los discursos!”. Pese a todo, 7.000 firmas fueron rechazadas sin razón alguna. Las 70.000 firmas recogidas expresaban un porcentaje de votos superior al conseguido por Unificación Democrática, con cinco diputados nacionales.

Entonces irrumpieron los golpistas. Desde entonces, el Bloque Popular ha volcado sus esfuerzos en la construcción del Frente Nacional de Resistencia. No están dispuestos a permitir que las elecciones se conviertan en la legitimación del golpe de estado. “El Frente está abocado a ser la plataforma que impulse, desde la unidad del pueblo hondureño y sus organizaciones, la transformación del país, del modelo neoliberal, y la refundación del Estado”.

Desde que los golpistas le arrebataron el gobierno al presidente Zelaya, dirigentes y activistas son reprimidos y asesinados. El 11 de julio fue asesinado Roger Iván Bados, dirigente del Bloque Popular en San Pedro Sula, y al día siguiente fue acribillado Ramón García, líder de Unificación Democrática. No hay “disturbios y protestas”, como dicen los principales medios de comunicación españoles, es una auténtica persecución, represión y exterminio selectivo de dirigentes de un movimiento popular que ya no pueden parar.

Lo que no queremos

Al igual que ha ocurrido, aún con muy diferentes particularidades, en Bolivia con el MAS, en Venezuela con el PSUV, en Colombia con el PDA… las organizaciones populares han aprendido qué es lo que “no tiene que ser”. La historia de la intervención soviética en toda Iberoamérica, controlando a las organizaciones revolucionarias a través de los partidos comunistas, fue, hasta la caída del Muro de Berlín, un lastre que todavía hoy subsiste, como en el caso de las FARC (han asesinado más activistas de las organizaciones populares que los propios paramilitares, tal y como se refleja en la entrevista con Jorge Gómez del MOIR de Colombia, publicada en este blog).

Estos movimientos populares se han “vacunado”, en cierta manera. En primer lugar gracias a la formación de organizaciones comunistas antisoviéticas, como el MOIR colombiano, el PRT argentino, el EGTK boliviano, al que perteneció el actual vicepresidente, Álvaro García… -, y en segundo lugar por una corriente de la misma naturaleza que recorrió todo el continente americano, aunque no llegase a cristalizar en nuevas organizaciones.

Este es el caso de Honduras, donde las posiciones antisoviéticas tomaron fuerza en las filas del Partido Comunista, en los sindicatos y otras organizaciones. Las traiciones sufridas y la liquidación del movimiento grabaron a fuego en la memoria colectiva qué línea es la que no hay que seguir. “Hay que librarse de sectarismo, no pensar desde el partidismo sino desde los intereses del pueblo hondureño y del país”, explica Betty, que militó en el Partido Comunista.

El marxismo es una herramienta fundamental que debemos estudiar, pero nos dimos cuenta de que ni si quiera conocíamos las obras del Morazán estadista; debemos conocer nuestra historia para transformar el país. Queremos aprender de otras experiencias revolucionarias, pero somos conscientes de que Honduras tiene su propia historia y no debemos dejar que otros nos condicionen, y mucho menos a cambio de ‘ayudas’, como hacían los soviéticos

En los años 80 los militantes comunistas hondureños, bajo influencia soviética, engrosaban a miles las filas del FSLN (Frente Sandinista de Liberación Nacional) en Nicaragua, de la URNG (Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca) en Guatemala y del FMLN (Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional) en El Salvador. De hecho el FSLN se formó en Honduras, donde nunca existió una guerrilla, ni el Partido Comunista llegó a dirigir un movimiento popular de envergadura. Aquello significó la práctica extinción del PCH. Los comunistas hondureños morían a cientos en los países vecinos. “Tenemos un máximo respeto a la trayectoria de lucha de la vieja guardia del PCH, pero definitivamente estamos construyendo esto desde otras bases

Un gobierno popular e independiente

El Bloque hemos alcanzado un perfil político muy alto. De tal manera que respetando la tradición de lucha y la representatividad de las principales centrales sindicales, obreras y campesinas, y de la propia historia del Partido Comunista, hemos ganado el apoyo para un proyecto, dentro de la Coordinadora Nacional de Resistencia Popular, que exige un cambio radical que ya no tiene vuelta atrás. No hemos permitido que esto se utilice para resolver rencillas internas de alguna organización o para recuperar protagonismo de algún sector político que había desaparecido”. Ellos mismos, Erasto y Betty, vienen de la militancia comunista y sindical.

Somos conscientes de que es posible que nosotros no lo veamos, pero trabajamos desde el principio pensando en cómo debería gobernar un gobierno popular. Cuando nos preguntan sobre nuestro programa nosotros decimos que estudien los doce puntos, si se cumplen es que todo ha cambiado. La satisfacción personal también está en saber que los que vienen detrás lo conseguirán, y eso es lo que los jóvenes tienen más claro”

Erasto me enseña un fragmento del discurso de Juan Barahona, secretario general del Bloque, que acaba de recibir por email, y me explica que “se ha dado una situación que a nosotros mismos también nos ha sorprendido, la actitud de la gente y su valentía, la condición de lucha, la capacidad de proponer cosas novedosas y la tolerancia que hemos tenido para caminar con muchos actores en una sola calle, en una sola línea. El pueblo hondureño es su propia expectativa, no hay otra […] Lo importante es que hemos avanzado y seguimos caminando. Esa es la esperanza, construir desde nuestros pueblos la nación libre que queremos

Anuncios

Acerca de joanencunyat

Director de la revista cultural Foros21. Redactor Jefe de Cultura y Director de Comunicación en De Verdad Digital. Jefe de sección en la revista Chispas. Director del Comité de Relaciones de Unificación Comunista de España

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 2.448 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: