//
contenido
Movimientos Sociales

José Antonio Hernández (Intermon): “Rompiendo con el FMI han sido capaces de volver a crecer”

José Antonio Hernández acudió como representante de Intermon Oxfam a la Cumbre Mundial de Seguridad Almentaria celebrada en Roma, paralelamente a la Cumbre de la FAO. Los compromisos adoptados en l’Aquila debían concretarse… pero el resultado fue, de nuevo, condicionar las ayudas del Banco Mundial. Frente a aplicar las enseñanzas de la experiencia brasileña, se persiste en perpetuar el modelo norteamericano: el FMI interviene, haciendo depender las ayudas de que se acepten condiciones draconianas para el país y muy beneficiosas para los inversores extranjeros. Hice la entrevista en noviembre del 2009, pero ese esquema se parece mucho al del pendiente rescate español, y al griego, y al portugués, y al irlandés… 

foto_invitado ¿Cómo valoras el resultado de la Cumbre?

Muy negativo. Es una cumbre que se produce en un momento en el que el hambre en el mundo no va camino de reducirse, lejos de eso está aumentando. Las ausencias han sido asombrosas, han faltado resultados concretos, plazos y políticas concretas, y compromisos.

¿Hay una resistencia a fortalecer el papel del Comité de Seguridad Alimentaria Mundial?

Una de las cuestiones fundamentales para luchar contra el hambre es hacer frente a las causas globales detrás del hambre y tener instituciones para dar respuesta a esos niveles. En ese sentido la propuesta de reforma del CSA que se aprobó hace un mes abre una puerta a la esperanza interesante, porque prevé que el órgano tenga realmente capacidad de coordinación de estrategias globales. También prevé una mayor participación de la sociedad civil, y aunque los gobiernos son los responsables, los que tienen que velar en última instancia por el derecho a la alimentación, la participación con su experiencia de la sociedad civil nos parece fundamental.

Pero igual que hay diferentes resultados entre Brasil o EEUU en la lucha contra el hambre, habrá diferente posición y línea en la Cumbre…

Lo que se ha podido ver en la Cumbre son las políticas públicas necesarias que se han aplicado en Brasil en los últimos siete u ocho años, y cómo han conseguido resultados espectaculares. Esto pone de manifiesto que efectivamente se sabe lo que hay que hacer: hay que apostar por la pequeña agricultura, por políticas que den cobertura a los más vulnerables, en definitiva, hay que apostar por políticas de promoción de la economía familiar y de defensa de los derechos básicos de los pobres, porque dan resultado, como se demuestra en Brasil.

Lo que falta es ese nivel de claridad y compromiso en los líderes de no pocos países. Tanto de algunos en desarrollo que no acaban de apostar de forma clara, aunque muchos tengan la voluntad no tienen los medios para obtener resultados a corto plazo, como de los que estamos hablando, aunque hace falta rigor en la gestión, el problema no es el “qué hacer”, sino tener voluntad política por hacerlo. Eso es lo que no se encuentra en estas cumbres, la voluntad de conseguir resultados y hacerlo en plazos razonables.movimientos_sociales_8

En el mundo no faltan alimentos, sino justicia en el reparto y voluntad para hacer que todo el mundo tenga acceso a la alimentación. Es una violación tan flagrante de un derecho fundamental que si hubiera la misma voluntad que ha habido para rescatar a los bancos en la crisis, estoy convencido que en el plazo de una generación quedábamos libres del hambre. Claro, hace falta una voluntad que no hemos sido capaces de movilizar.

Vosotros dais el dato de que, realmente, de los 20 mil millones que han aprobado, que deberían ser 40 mil, solo 3 mil son “dinero nuevo”, mientras que en lo que va de año Goldman Sachs han ganado 3,2 mil millones…

Hay un libro que se llama el Informe Lugano que publicó Susan George, que es muy recomendable, que plantea que sería bastante plausible – es la hipótesis del libro – que hubiera una especie de conciliábulo de “malos malísimos” para sostener un sistema que de otra manera no se comprende. A parte de la anécdota, la promesa de l’Aquila dio una esperanza a recuperar la agricultura, que hasta ahora solo representaba un 3% en las ayudas al desarrollo. De cada cuatro personas pobres del planeta, una vive de la agricultura.

Dicho esto, esa cantidad que se ha puesto encima de la mesa es el resultado de “reempaquetar” compromisos que estaban dirigidos para otras cosas y por otras vías. Si además vemos que en los países desarrollados se dedican más de 500 mil millones de dólares a proteger su agricultura, es que se considera importante, no que sea un sector marginal. Y luego se ven las cantidades que se han dedicado en días para salvar a los bancos…

1020881Pero además estas ayudas imponen condiciones que maniatan a los estados receptores, y que en todo caso van dirigidas a los sectores en los que las potencias obtienen más plusvalías, nuevas tecnologías, fertilizantes…

Esta es la tónica durante años. Claro, la decisión de dar este dinero que se tomó en l’Aquila va asociada a darla a través del Banco Mundial, no a través de la ONU. Eso es preocupante. Primero porque la ONU, pese a todo, es representativa, pero en el Banco Mundial se tienen tantos votos dependiendo del dinero que se pone. Además la experiencia es que los créditos del Banco Mundial siempre vienen asociados a la imposición de programas de ajuste estructural o condicionalidades de liberalización acelerada, de retirada del sector público… en buena medida esto es lo que preocupa que se vaya a imponer con estas ayudas. No es que lo sepamos pero es la experiencia anterior. Por eso nuestra insistencia en fortalecer el CSA.

Luego, tan importante es cuánto se gasta como en qué se gasta. Y debe invertirse en la agricultura familiar. Primero porque es de la que viven las ¾ de los pobres. Hay, por lo tanto, mayor capacidad de aumentar la productividad y la renta para la mayoría. Aunque sean productores de alimentos no ganan lo suficiente y forman una parte importante de los hambrientos. En segundo lugar, es que esto permitiría adaptarse mejor al cambio climático, las sequías, la extensión de las plagas… que ya se está viendo que es así. Pero también podrían reducirse las emisiones de contaminantes provenientes de la agricultura. Si no hay recursos para los más pobres se les obliga a que se extiendan las fronteras agrarias, y lo que hay que hacer es mejorar la productividad de cada unidad de territorio y evitar la deforestación de los sumideros de CO2.285001-sustainable-agriculture-in-malawi

¿Con resultados como los de Brasil e incluso como los de Malawi, decidiendo actuar al margen del FMI, la defensa de la soberanía nacional no es punto fundamental?

Lo primero es que el paradigma neoliberal que ha empujado al sector público fuera de la gestión de la producción agrícola, ha fracasado. Han generado una maraña enorme, atando de pies y manos a muchos gobiernos para poder desarrollar políticas en defensa de la agricultura. El caso de Malawi es paradigmático, porque el desmantelamiento y obligatoria privatización de la agencia pública de agricultura provocó que se convirtiera en un país deficitario. Con la línea que ha cogido en los últimos años, rompiendo con el FMI, ha sido capaz de volver a convertirse en un país exportador.

Hacen falta políticas públicas llevadas a cabo por estados eficaces. Y eso no es posible con la injerencia extranjera que se da en nombre de los acuerdos comerciales. Hace falta un grado de autonomía que permita la defensa de la agricultura y de la economía familiar.

Anuncios

Acerca de joanencunyat

Director de la revista cultural Foros21. Redactor Jefe de Cultura y Director de Comunicación en De Verdad Digital. Jefe de sección en la revista Chispas. Director del Comité de Relaciones de Unificación Comunista de España

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 2.448 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: