//
contenido
Teatro

Carla Matteini: “La trilogía de Kushner es una piedra angular de la dramaturgia”

Hace poco más de un año publiqué en este blog la entrevista que tuve la oportunidad de hacerle a Tony Kushner con motivo del aniversario de la caída del muro de Berlín, sobre su obra “Eslavos”, una genial radiografía de la implosión soviética, que pone en manos de la izquierda un bisturí ideológico contundente. Pude completar aquella entrevista, en diciembre del 2009, con dos más a Carla Matteini, encargada de la traducción del texto, y Jorge Lavelli, en manos de quien quedó la dirección de la obra en España. He preferido publicarlas con distancia suficiente para evidenciar el valor de las conclusiones que de la obra pueden extraerse. Por lo que reservaré el último cartucho, el punto de vista de Jorge Lavelli, a quien pude entrevistar tiempo después por el estreno de “El avaro” de Mollière, para otra ocasión. Quizás en el 2014, cuando las conclusiones del fin de la pesadilla socialfascista y del monstruo soviético, seguirán teniendo un valor incalculable para cualquier demócrata, progresista y, especialmente, para los revolucionarios.   

F9258_aj170708Cuando se estrenó Eslavos en el 97, ¿cuáles fueron las reacciones?

No fueron críticas públicas, en prensa. Eslavos es una obra polisémica que se puede ver desde muchos puntos de vista ideológicos. Sí hubo muchas críticas dentro de la profesión, concretamente recuerdo una actriz bastante conocida que se vino al final a verme como una pantera, como una fiera, diciéndome: “¿qué es eso de una obra que no da respuestas en algo tan importante?”. Realmente las únicas obras interesantes son las que plantean preguntas, las respuestas las tiene que encontrar el espectador con su propia cabeza.

Esto se repitió varias veces porque la obra era vista como ambigua  sin una postura clara ante la caída de la URSS, cosa que es errónea absolutamente, ¡y más viniendo de un americano!.

Kushner es el dramaturgo más claro y lúcido de los últimos 30 años. No solo con el tema de la URSS sino también sobre el tema del SIDA, como en “Ángeles en América”. O “Hombody / Kabul”, con la Guerra de Afganistan en marcha. Ha sido de una clarividencia impresionante porque viene a decir todo lo que va a ocurrir; una guerra de independencia nacional que no se soluciona con las armas… todo el tratamiento a los talibanes…

Kushner es absolutamente profético. Tiene una intuición y una fuerza moral…

Había quien desde la platea se levantaba y se iba en la primera parte porque creía estar viendo una obra anti-comunista, y a quien se quedaba satisfecho con aquello, al final se torcía porque la obra te lleva de nuevo a la pregunta de Lenin de ¿Qué hacer?, dirigiéndose a todos los revolucionarios del mundo…4611145505_3e3410f927

Claro. Deja eso abierto a la dialéctica, al pensamiento, a la reflexión, a la autocrítica de algunos… eso molesta: “¡Quiero respuestas, no preguntas!”. Es un momento muy distinto y sin embargo no ha habido una evolución, ni de IU, ni del PCE, del pensamiento, ni del ortodoxo ni del heterodoxo. La caída de al URSS fue un tsunami político que no se ha acabado de analizar bien.

Hay escenas magníficas como la de las babushkas que barren la nieve mientras se interrogan sobre contradicciones …

Muestrar poéticamente lo que bulle en las capas bajas en esos años de preparación a la caída. Eso es muy de Kushner, utilizar elementos casi oníricos para una disertación de tipo político. O cómo acierta en la parte de Siberia, de Chernobyl, que está a años por delante de todo el conflicto sobre el clima que se ha desarrollado en los años siguientes. Se plantea muchas de las incertidumbres que todavía hoy existen y existirán durante mucho tiempo.

Tanto en España como en Francia no gustó a algunos sectores porque les ponía frente al espejo. Tampoco la izquierda norteamericana estaba preparada para esto, porque va directamente al pensamiento y a los sentimientos. Es un revulsivo que transforma porque cuando sales del teatro no sabes dónde colocarte. Es una obra que cuestiona el estalinismo y a esa “vieja guardia”, la Perestroika, el Estado…

O la escena en la que Antediluvianovich, el bolchevique más viejo, dice “¿Acaso tenéis ya, mis pequeñas serpientes, una nueva piel?”. Señalando la subversión de la teoría, del marxismo, para defender el fascismo…

Claro, por eso es tan agudo en el análisis. Me gusta mucho esa obra porque no te lo da resuelto. Son contradicciones tremendas que se extienden a todo Occidente. Como esa escena maravillosa de los dos viejos bolcheviques con la niña de Chernovyl, que de repente adquiere la palabra que en la obra no ha tenido. Puede hablar y les dice aquello de “abuelos… ¿Y qué conclusión debemos sacar del naufragio?”

Hay en la obra, hasta en los más mínimos detalles, un abismo de clase entre los personajes, como Poppy, miembro del aparato, que es representado por el mismo actor que interpreta a Tremens, el burócrata nacionalfascista. Expresan la naturaleza 684700126de esa clase dirigente…

Sí, pero no todo el mundo lo ha visto así. Ten en cuenta que es crear unos arquetipos que no evita. No es Bretch, no es un teatro épico en el que los malos son malos y los buenos son buenos. Y eso que la dialéctica de Bretch es fundamental. Kushner te lo coloca en un plano más subtextual que no es tan obvio.

Eso es un problema para la puesta en escena. Porque a veces cae en el guiñol, en una especie de farsa fantástica que utiliza los personajes para evitar el didactismo en el que es tan fácil caer en un texto como este. Es un trabajo por acercarse a arquetipos cómicos, quitándoles todo lo ortodoxo, jugando con una ambigüedad buscada para que cada uno saque sus propias conclusiones.

¿No es un teatro a contracorriente, un teatro que desentraña la realidad?

En el teatro contemporáneo se tratan temas ideológicos pero de una forma totalmente distinta. Es Pinter o Berkoff, pero es a través del humor, como en “Decadencia”, crítico con las clases altas y medias. Pero Kushner es el más claro, pese a la finura y lo cómico, es el que se plantea las cuestiones más importantes de nuestra contemporaneidad.

Kushner es el único que se mete con esa profundidad; crítico con el establishment y las clases altas. Es un hombre que escribe poco, pero esta trilogía (“Ángeles en América”, “Eslavos” y “Homebody / Kabul”) que deja un testimonio del mundo contemporáneo y de este siglo que ha empezado tan mal, es una piedra angular.

A parte que tampoco tuvo mucho éxito, ni en Madrid. Además era pleno verano. Peor no lo podían haber programado en el Centro Dramático. No quiero decir que fuera intencionado, desde luego, pero es la peor época del año.

Es un teatro incómodo que te pone delante del espejo en problemas contemporáneos, con movimientos subterráneos y también evidentes. Mira como habla “Eslavos” del capitalismo cuando se supone que era anti-capitalismo lo de la URSS.F9438_Tony_Kushner

Y hace esa cosa fantástica de interpelar personalmente al espectador. ¿Qué posición tomas tú ante esto?

Claro. No se puede ver coralmente con un público de platea que aplaude o no, sino para generar debate interior. Desde luego no gustó nada a la “izquierda” (con comillas). Lavelli incidió mucho en esa ambigüedad, aunque más es una aparente “no-definición” del autor.

Con el 20º aniversario de la caída del muro aparecen dos posiciones enfrentadas que no son dos orillas sino la misma: los que celebraron el triunfo del “libre-mercado”, y los que no celebraron la caída del muro…

Absolutamente. A mi me ha inquietado mucho la polémica que se ha generado, porque está desenfocada. Fue negativo, no por la caída del monstruo fascista sino porque lo que ha venido después son muchos años realmente perjudiciales. Aunque sería un debate más profundo.

Te lo decía porque Kushner si que expresa esa posición liberadora. La de quitarse la losa del fascismo de encima obligándonos a volver al principio, al ¿qué hacer?, de Lenin.

Eso te lo plantea también en su primera obra “Una habitación luminosa, llamada día”. La posibilidad de salir de la perversión creada en el siglo XX a través de la ética, no para encontrar las respuestas, sino para plantear las preguntas en el corazón de la sociedad, en el imaginario; y el valor del lector, del espectador en reconocerlo. Los sectores más ilustrado o más involucrados no se quieren plantear estas cuestiones.

¿Cuáles fueron las dificultades en la traducción?

Todas. Kushner es endemoniado para el traductor. Además es un hombre muy reservado, difícil de contactar, y te encuentras sola ante el texto. Es muy atemporal, ubicado pero al mismo tiempo con una fuerza que sirve para cualquier momento. La dificultad estaba en encontrar el lenguaje adecuado. Ayudaban mucho los nombres rusos o la modernidad de la escena entre las dos mujeres que es impresionante. Es contraria a cualquier planteamiento demagógico sobre el lesbianismo en un mundo como el de la URSS.

¿Quieres añadir algo más?

Que es una obra que te obliga a pensar activamente, ante la que nadie puede quedar pasivo. Nuestros compañeros de “izquierdas” (con comillas) salían del teatro diciendo “¡no quiero saber nada!, ¡no quiero que se me plantee esto!, ¡no me da la gana!”

Y contra la corriente que obliga a pensar que no vale la pena plantearse nada porque nada se puede hacer, la obra te lleva al ¿Qué hacer?…

Y a actuar. Kushner parece decir “¡ala, os lo dejo abierto!, ¡allá vosotros!

Anuncios

Acerca de joanencunyat

Director de la revista cultural Foros21. Redactor Jefe de Cultura y Director de Comunicación en De Verdad Digital. Jefe de sección en la revista Chispas. Director del Comité de Relaciones de Unificación Comunista de España

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 2.448 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: