//
contenido
Movimientos Sociales

Manuel López (MSF): “En Zimbabwe la ayuda humanitaria depende de la agenda política”

En agosto del 2008 una epidemia de cólera asoló Zimbabwe. Durante un año, la enfermedad se extendió a 9 de las 10 provincias del país, llegando a cuatro países vecinos, e infectando a casi la mitad de la población. Un país con las infraestructuras deterioradas, y un bloqueo económico impuesto por EEUU desde la aplicación de políticas de expropiación y redistribución de tierras, y por sus relaciones con China, que ha visto como el 60% de su población sufría las consecuencias de una acelerada degradación de sus condiciones de vida, en poco menos de 10 años. Manuel López es coordinador general de Médicos Sin Fronteras en Zimbabwe y le entrevisté en marzo del 2009.

Zimbabwe-45780En siete meses son ya 4.000 muertos por la epidemia de cólera que asola el país, y en los últimos años la esperanza de vida se ha reducido a los 34 años. ¿Podrías explicarnos como se conoce sobre el terreno, o por tu relación con los zimbawenses, cómo es posible que uno de los países más desarrollados de África tenga una situación de “colapso total”?

El país ya no está tan desarrollado, ya que desde el año 2.000 la situación ha ido empeorando, y el PIB ha descendido en estos últimos años. Zimbabwe que, por ejemplo, tenía excedente agroganadero y solía exportar comida a otros países de África, ahora apenas produce lo suficiente para el 30% de la población. La industria también ha desaparecido casi totalmente.

Además hay mucha corrupción y abuso a todos los niveles. Así que ya no hay dinero para mantener la infraestructura de agua y saneamiento o el sistema de atención sanitaria. Esto es lo que ha llevado a una epidemia de las dimensiones de la que se ha sufrido desde agosto del 2008 con más de 90.000 casos acumulados.

Desde Harare diriges un equipo de 36 profesionales de MSF y casi 200 trabajadores locales. ¿Cuál es el trabajo que desarrolláis?

Es un equipo grande que se ocupa de 2 proyectos de VIH/SIDA, uno enorme en Bulawayo y otro también bastante grande en una zona rural que se llama Tsholotsho, un proyecto de emigrantes en Beitbridge, a orillas del rio Limpopo que hace frontera con Sudáfrica, y los proyectos de emergencia.

El año pasado Médicos Sin Fronteras España atendió dos emergencias de malaria, desplazados por inundaciones, una epidemia de diarrea por disentería y dos epidemias de cólera.

En el informe de MSF se habla de parálisis de las infraestructuras sanitarias, escasez generalizada de medios, Zimbabwe-46834agua corriente, electricidad, montañas de basura sin recoger, colapso del sistema de alcantarillado… ¿puedes explicarnos en concreto cómo se vive esta situación en vuestro trabajo diario?

Pues todos estos problemas de higiene y saneamiento y los problemas de infraestructura para el tratamiento y distribución de agua tienen un efecto inmediato y muy directo en la salud de la gente. El impacto y extensión de la epidemia de cólera tiene mucho que ver con esto.

Por otro lado el hecho de que no haya electricidad o agua y que las estructuras de salud no funcionen o porque su equipamiento ya no esta en condiciones de uso o porque ya no hay ni médicos, ni enfermeros, ni matronas…  hace que la dependencia de los pacientes de organizaciones y agencias externas sea más y más grande.

Nosotros sentimos mucho la presión y la responsabilidad, y cada vez se hace mas difícil hacer nuestro trabajo porque nuestro socio o contraparte, el Ministerio de Salud o el departamento de salud de la ciudad de Bulawayo, se está viniendo abajo y no pueden cubrir mínimos.

Cuando los pacientes llegan a las clínicas o a los hospitales y se los encuentran cerrados o no hay médicos o tratamientos o les piden un ojo de la cara por una consulta, muchas veces se vuelven a casa a sufrir la enfermedad o a morirse.  Así que MSF intenta mantener los servicios y programas abiertos y ocuparse de las situaciones mas criticas.

MSF está presente en Zimbawe desde el 2.000, e informáis de que habéis tratado a 2/3 del total de afectados por la epidemia de cólera que afecta al país desde agosto del año pasado, unas 60.000 personas. ¿De qué medios disponéis, o cómo hace Zimbabwe9129webfrente una organización independiente a tan titánico esfuerzo?

Desde el inicio de la crisis de cólera, MSF ha tratado a decenas de miles de pacientes. A veces con la colaboración del Ministerio de Salud, a veces pagando los salarios del personal de las clínicas para que siguiesen trabajando y, en muchísimos casos, con nuestros propios medios y más solos que la una.

Afortunadamente MSF tiene mucha experiencia en emergencias y en todos los países donde estamos tenemos un plan de contingencias que recoge todos los escenarios de emergencia posibles y la estrategia y planes básicos para hacerles frente. Además dotamos a los equipos de cada país con unos stocks para hacer frente a las necesidades de dichas emergencias,

Así que cuando empezó la epidemia estábamos preparados. Luego fuimos recibiendo refuerzos desde España y desde otros países desarrollados para completar el material medico o logístico que íbamos consumiendo. Finalmente fuimos contratando personal nacional que nos iba haciendo falta y recibiendo refuerzos de recursos humanos de refresco y apoyo constantemente desde nuestra sede en Barcelona. Esto ha hecho posible que siete meses después sigamos atendiendo a las víctimas de la epidemia y a los pacientes de nuestros proyectos de SIDA o de Emigrantes.

Otro de los problemas fundamentales es la emigración del personal sanitario huyendo de una situación salarial y de condiciones de vida insostenible. ¿Cuál es la situación concreta de los médicos y enfermero/as locales?, ¿existe colaboración Limpopo river floods in South Africa - January2013mutua, oficial o espontánea?

Antes de la crisis solamente quedaban el 30% del personal cualificado de salud presente en las clínicas y los hospitales. Y algunos de ellos estaban ya sumidos en la desesperación porque les costaba mas el transporte para ir al trabajo una semana de lo que cobraban al mes. Debido a eso muchos mantienen el puesto pero van a trabajar lo mínimo para cubrir apariencias y el resto del tiempo se buscan las habichuelas como pueden en el mercado negro o en actividades de economía sumergida.

Pero tengo que decir que los pocos que siguen y que no han caído en la tentación de la corrupción, son dignos de elogio y trabajan por pura filantropía, y que son los que están salvando a la gente. En las zonas rurales hay enfermeros y enfermeras que son de la comunidad y que sienten el problema de cerca, y esos siguen al pie del cañón. El problema es que muchas veces tienen que pensar en sus niños y sus mayores… y se acaban yendo del país.

¿Qué medidas crees que sería urgente adoptar por parte del gobierno o de los organismos internacionales?

Más ayuda, mas coordinación por parte de los gobiernos de países desarrollados y las agencias de Naciones Unidas y, por parte del gobierno de Zimbabwe, más apoyo para que podamos hacer nuestro trabajo: disminución de barreras para nuestro personal internacional (visas, permisos de trabajo…) más facilidades para importar medicinas y sobre todo libertad para acceder a la población y valorar sus necesidades de atención medica.

En el informe mencionáis que las políticas de los organismos internacionales con respecto a Zimbabue no deben plantearse a expensas del imperativo humanitario. ¿Con qué limitaciones os habéis encontrado?

Se ha dicho en muchas ocasiones que la ayuda a Zimbabwe dependía de las posiciones del régimen de Mugabe o del gobierno de Zimbabwe, y el gobierno nos ha negado la autorización a realizar evaluaciones nutricionales porque dicen que es un tema políticamente sensible. Esto es inaceptable: la ayuda humanitaria tiene que ser independiente de cualquier agenda política y solo debe estar supeditada a las necesidades de la población en situación crítica.

Por supuesto que la ayuda humanitaria sufre manipulaciones políticas de todo tipo en todos lados, pero eso hay que denunciarlo porque no se puede dejar que se convierta en algo normal y aceptable. No lo es.

AfricaUn dato escalofriante es el de 3.000 muertos cada semana a causa del SIDA, y uno de los focos principales es la transmisión de madre a hijo durante el embarazo. ¿Cuáles son las principales dificultades para su prevención o tratamiento?

Principalmente la falta de personal adecuado para atender a las mujeres embarazadas o para los programas de prevención de transmisión. Pero también hay mucho riesgo de contagio durante la lactancia y ahí incurren problemas culturales y de economía domestica.

¿Quieres añadir algo más?

Sí, quiero dar las gracias a todas las personas que en España y en Europa, han dado su apoyo a Médicos Sin Fronteras en sus actividades en Zimbabwe. La Unión Europea financia nuestra respuesta a la epidemia de cólera a través de ECHO y el resto de los fondos necesarios para todas nuestras operaciones viene de ayudas generosas de miembros de MSF y de ciudadanos particulares. Me hace sentirme orgulloso y muy responsable de mi trabajo.

Tiene mucho mérito, porque la que esta pasando en el terreno económico afecta a todos. Sin embargo es importante recordar que no importa la grave que sea la crisis en Europa, en Zimbabwe la gente esta realmente descolgada y abandonada a su suerte y un poco de nuestra ayuda hace una gran diferencia, para muchos, la que hay entre la vida y la muerte.

Anuncios

Acerca de joanencunyat

Director de la revista cultural Foros21. Redactor Jefe de Cultura y Director de Comunicación en De Verdad Digital. Jefe de sección en la revista Chispas. Director del Comité de Relaciones de Unificación Comunista de España

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 2.448 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: