//
contenido
Iberoamérica

Álvaro Galindo (Procuraduría Ecuador): “Chevron vs Ecuador. Ecuador gana”

Las cortes ecuatorianas se pronunciaron en contra de Chevron y en favor de las comunidades del Amazonía demandantes. Un antes y un después en el tratamiento de la presencia de las multinacionales en los países del Tercer Mundo. Chevron sigue poniendo todo su empeño en evitar que se ejecute y extienda la sentencia, pero Ecuador no parece tener intención de renunciar. Entrevisté a Álvaro Galindo, Director de Patrocino Internacional de la Procuraduría del Estado ecuatoriano, en abril del 2010. Paralelamente, hoy mismo, puede leerse en medios internacionales, que el “arbitro” del caso Chevron contra Ecuador se embolsó casi 1 millón de euros. Solo 15 árbitros son responsables del 60% de los arbitrajes con multinacionales implicadas. ¿Adivinan a quién suelen ser favorables las sentencias?

julio-galindo-hay-mucha-gente¿Cuál es el origen de la demanda presentada contra Chevron?

Es una demanda presentada por unas comunidades de la Amazonía ecuatoriana en contra de Texaco originalmente. Texaco fue la operadora de una explotación hidrocarburífera en el Ecuador desde el año 65 hasta el año 92. Y como tal era la responsable de la operación.

Cuando las comunidades demandaron en el 93 a la compañía en EEUU, paralelamente Texaco estaba negociando en Ecuador su salida del país. En el 95 Texaco y el gobierno ecuatoriano firmaron un acta para el cumplimiento de sus obligaciones contractuales con el Ecuador, que se ejecutó hasta el año 98, cuando se firmó un documento final donde Ecuador liberaba a la compañía de sus obligaciones ambientales contractuales en cuanto a la remediación ambiental producto de esas obligaciones. Sin embargo quedó claro que la compañía no quedaba liberada de obligaciones extracontractuales frente a terceros, como era el caso de las comunidades del oriente ecuatoriano.pict

Si usted se fija en la cronología se ve claro que en el 95 y el 98 ya se conocía la demanda presentada por estos ciudadanos y que el Estado no tenía capacidad jurídica de liberar a Texaco de esta responsabilidad.

En el transcurso del caso, Chevron consiguió trasladar el juicio de los juzgados norteamericanos a Ecuador, y ahora no están satisfechos y pretender llevarlo a un tribunal internacional, ¿por qué?

La versión de la empresa es que desde el 93 hasta el 2002 defendió la posición jurídica ante los tribunales norteamericanos de que el caso tenía que ser enviado a los tribunales ecuatorianos. Ahora dicen que las cortes de Ecuador no son idóneas porque han sufrido una crisis institucional desde el 2004, por lo que no son independientes y están controladas por el Poder Ejecutivo.

¿Cómo lo ven ustedes?

Que sus cálculos durante una década se basaron en que los demandantes no iban a presentar su reclamo ante las cortes ecuatorianas. Cuando cambia ese escenario la compañía le pide al Procurador General del Estado, en el 2004, que notifique a la corte de Lago Agrio, donde se había presentado la demanda, que intervenga para decir que en las actas del 95 y el 98 el Estado había liberado a la compañía de esas responsabilidades.

RED_GRANDE_HOME1_400x267_72508499Como podrá comprender el Procurador no acogió ese pedido. Y es entonces cuando la compañía acoge la estrategia de atacar globalmente y en diferentes foros al Estado ecuatoriano, bajo la premisa de trasladar a Ecuador, y a su compañía petrolera, la responsabilidad de la posible contingencia que pueda surgir de una decisión adversa para Texaco.

Su posición jurídica, si bien Texaco fue la operadora, es que fue la petrolera estatal la que se convirtió en socia mayoritaria de ese consorcio. Efectivamente la compañía, que luego sería Petroecuador, en los años 70 adquirió los derechos que tenía Gulf que suponían el 65%. Pero la operadora fue siempre Texaco. Es por eso que en el año 2004, con el cambio de estrategia de Chevron, intenta invocar una clausula de arbitraje que existía en el convenio del consorcio original, con sede en EEUU. Al convertirse la petrolera estatal en socio mayoritario se supone que debía asumir esa cláusula.

La posición del Ecuador fue ir a las cortes de EEUU, bajo la ley de arbitraje federal, y pedirle a los jueces que suspendieran esa cláusula, en vista de que el Ecuador estaba vinculado sin haber expresado su consentimiento. Uno de los fundamentos jurídicos del arbitraje es que exista un consentimiento entre las partes a través de un convenio arbitral. Tras litigar en primera, segunda, tercera instancia, hasta llegar incluso a la Corte Suprema, se ordenó el archivo final. Este es uno de los triunfos del Ecuador en esta pelea descarnizada iniciada por imagesChevron.

Después de esta decisión, que conocemos como el caso Chevron I, se ha iniciado el caso Chevron II. El 30 de marzo pasado un tribunal de arbitraje internacional, constituido bajo las reglas de arbitraje de la Comisión de la ONU para el Derecho Mercantil Internacional,  concluyó que el Ecuador había violado uno de los estándares de protección del Tratado Bilateral de Inversiones entre Ecuador y EEUU. El tribunal concluyó que Ecuador debía, y cito, “proveer los medios eficaces” para que el inversionista extranjero pueda presentar sus reclamos ante las cortes del país y obtener pronunciamientos oportunos de esas cortes. La compañía reclamaba que por el petroleo entregado al Estado se le había pagado un precio de mercado local y que Ecuador se había beneficiado al haber vendido ese petróleo en el mercado internacional por un precio mayor. Por lo que Ecuador debía devolver esas ganancias extras.

¿Han apelado ya esa decisión?

No existe una apelación en términos técnicos. Lo que existe es la posibilidad de pedir una nulidad contra el “laudo”, que en este caso es parcial, no final. Y Ecuador ya ha anunciado que va a buscar la nulidad del fallo ante las cortes de los Países Bajos, que es la sede elegida por el tribunal para el arbitraje en el caso Chevron II.

Chevrón daños_0¿Cómo valora la declaración de Calmbacher, uno de los peritos del caso de las comunidades del Amazonía contra Texaco, en las que se desdice de sus informes y niega su autoría aún estando firmados por él?

Nuestra posición es que el Estado ecuatoriano no es parte de ese juicio, no tiene ningún rol en ese proceso judicial, más allá de asegurar la independencia judicial.

Chevron-Texaco sacó a la luz pública, en agosto del 2009, unos vídeos que habían llegado a su poder, supuestamente por unos benefactores y buenos ciudadanos, en los que alegan presuntos actos de corrupción en los que podía haberse visto involucrado el juez que instruía ese juicio. Este juez se excusó, hoy en día es otro el juez que está instruyendo el caso, y Chevron logró su objetivo. Como usted se imaginará es un proceso voluminoso y ese juez se tomará algún tiempo todavía para llegar a una sentencia final en primera instancia.

Y ahora lo que está intentando la compañía, a través de un nuevo arbitraje contra el Ecuador en septiembre del 2009, es ordenarle al Ecuador que interrumpa el juicio y que si hay una sentencia desfavorable Ecuador sea el único responsable de cualquier sentencia adversa a la compañía. Hasta la fecha Chevron ha invertido más de 20 millones de dólares en evitar que se mantengan las preferencias arancelarias que los EEUU le otorga al Ecuador por su lucha contra el narcotráfico

¿No cree que el caso tiene una gran significado en términos geopolíticos y de justicia internacional?. Chevron tendría que aceptar que le juzgue un país del Tercer Mundo, y quizás la mayor condena impuesta a una multinacional

Es un tema que está bajo la lupa de la opinión pública internacional y 241038_1de todas las multinacionales. El precedente que pueda salir es muy importante en materia de operaciones de multinacionales a nivel internacional, en materia de hidrocarburos. Pero a día de hoy el resultado puede ser cualquiera, tanto que no tiene ninguna responsabilidad como que su responsabilidad roza los 27 mil millones de dólares. Un perito designado por las cortes, después de estudiar cientos de pozos y redactar miles de páginas llega a la conclusión que esos daños ambientales asciende entre 16 mil y 27 mil millones de dólares. Ecuador es consciente de la repercusión de este juicio y de cómo esto explica la posición agresiva de Chevron con el gobierno ecuatoriano.

Hace pocos meses en un programa americano que se llama “Sesenta minutos”, se entrevistó a la relacionadora internacional de Chevron. En ella le preguntan si ellos eligieron trasladar el caso a Ecuador y ahora dicen que las cortes ecuatorianas no son idóneas, y la señora contestó que sí. Entonces le pregunta el reportero qué cortes son las idóneas en el mundo para juzgar este caso, y ella responde que ninguna, que no hay corte en el mundo que pueda juzgar este caso. Esta es la posición oficial de la compañía Chevron-Texaco.

Anuncios

Acerca de joanencunyat

Director de la revista cultural Foros21. Redactor Jefe de Cultura y Director de Comunicación en De Verdad Digital. Jefe de sección en la revista Chispas. Director del Comité de Relaciones de Unificación Comunista de España

Comentarios

Un comentario en “Álvaro Galindo (Procuraduría Ecuador): “Chevron vs Ecuador. Ecuador gana”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 2.446 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: