//
contenido
Movimientos Sociales

Ricardo Gª. Zaldívar (ATTAC): “Hay dos mundos, el bipartidismo y el resto de la sociedad”

Ricardo García Zaldívar es presidente de ATTAC – España. A principios del 2012 las familias españolas habían perdido ya un 25% de su poder adquisitivo. El trasvase de riqueza de las rentas del trabajo a las del capital no tiene precedentes. Un gigantesco saqueo programado que a degradado nuestras condiciones de vida, entregando una parte cada vez mayor de nuestros salarios y rentas a la gran banca española, y ésta a los principales capitales extranjeros, alemanes, franceses y norteamericanos. La necesidad de un Frente Amplio de Unidad que de respuesta a esta situación como lo está haciendo más del 70% de los países del planeta contra las políticas del FMI, es ya un clamor. En enero y mayo del 2012 pude entrevistar a Ricardo García Zaldívar, con quien participé hace unos días en un debate sobre “Alternativas al bipartidismo”. ATTAC se ha convertido ya en un referente a la hora de hablar de alternativas a la crisis desde la rigurosidad y el debate abierto y plural. 

Enero 2012

RICARDO-ZALDIVAR¿Cómo valora las medidas resultantes del consejo de ministros?

Son medidas con el talante del PP, con muchas ambigüedades y alguna buena noticia que puede suponer un avance, pero en general no hay sorpresas. Creemos que estas medidas no van a favorecer la reactivación de la economía, si no que van a incrementar las desigualdades aún más. Porque reducen la capacidad adquisitiva de los ciudadanos que viven de un salario o una pensión y no toca para nada el mundo financiero, y a todo aquel que practica el deporte nacional de la especulación. Estamos viendo en qué se concretan sus palabras, que a veces pueden parecer engañosas.

¿Se pueden resumir todas las medidas en un mayor trasvase de rentas de los trabajadores al capital?

Sí. El tema es la apropiación de la riqueza, porque muchas veces se confunde creación con apropiación de riqueza. La deriva que se ha producido en el sistema económico, en las últimas décadas, ha consistido en que el sector financiero acumule un poder enorme absorbiendo parte de la riqueza que se creaba en los territorios. Y esas formas de apropiación son las que nos han llevado hasta aquí.

Para hacer frente a unos problemas de tesorería ahora incumplen una promesa electoral, como que no iban a tocar los impuestos. Nosotros no vamos a criticar que se toquen los impuestos, porque pensamos que son el elemento primordial del sistema democrático, lo que pasa es que se tocan sin agredir a las finanzas. Y mientras no se toque al sector financiero, que es el que se está apropiando de forma descarada de la riqueza, la salida a la crisis caerá sobre los asalariados, que dentro de la sociedad son los que, por otra parte, todavía conservan su trabajo. La subida de impuestos que se nos vende como solidaria es un engaño. Esto es lo que estamos intentando hacer llegar a los ciudadanos que ven bien la subida de impuestos.

En los hechos, como hemos comentado en otras entrevistas con ATTAC, es un camino contrario al que siguen la mayoría de países del planeta…

Esto es lo que se está imponiendo por parte de la Troika – la Comisión Europea, el FMI y el BCE – que está dictando qué es lo que tienen que hacer los gobiernos. Y ese trabajar al dictado es un error muy gordo, porque lo que necesita España, y el resto de países en una situación delicada, no es austeridad. No hablamos por supuesto de América Latina, porque no todo el mundo está en crisis, aunque tienen problemas porque tienen que vender a los países ricos.

Se nos quiere vender que las medidas de austeridad son las que nos pueden sacar de la crisis y que traerán la reactivación de la economía, cuando en realidad, desde la perspectiva económica, esto no es así. A lo mejor nosotros podemos ser sospechosos de querer la transformación social, pero economistas como Krugman o Stiglitz son profesionales reputados con una gran capacidad de análisis que están permanentemente diciendo que esto es una equivocación, porque produce que la demanda agregada de la que hablaba Keynes se siga deprimiendo.526x297-vef

Las medidas políticamente keynesianas van en contra de los intereses de la gran banca, que en estos momentos han conseguido la mayor acumulación de riqueza vía apropiación. Para los gobiernos es más sencillo pedirle dinero a estas grandes riquezas acumuladas que aplicarles impuestos. Los que en estos momentos defienden medidas económicas en la línea de la Troika, lo hacen porque ellos mismos están dentro de ese proceso y participan de esos intereses. Si no, no se entiende que se insista en medidas que en cualquier facultad de Económicas se estudia que son erróneas.

Podemos decir que están claros los intereses que hay detrás de este gobierno, ¿no?, no hay más que ver el sello de fidelidades norteamericanas, por ejemplo…

Esto enlaza con lo que decía al principio. No es una sorpresa. Sabíamos que el cambio de un gobierno socialdemócrata de nombre, pero que estaba aplicando políticas neoliberales, a un gobierno conservador iba a implicar medidas como las que hemos visto en EEUU. Cuando estaba Bush en el poder Paulson entraba y salía de Goldman Sachs desde la Secretaría de Estado. Y esto es lo que en los últimos 30 años ha pasado en la connivencia de la política con la gran banca. Ese es el gran núcleo de poder. Y esto es lo que aquí vamos a ver de forma constante en los próximos años.

Un colectivo como ATTAC surgió cuando nos dimos cuenta del poder que estaba alcanzando el sector financiero, no solo los políticos. El problema es si somos capaces de presionar a los políticos para que se enfrenten a quien verdaderamente tiene el poder y le está complicando la vida. Con cinco millones de parados y una situación tan dramática es lógico que la ciudadanía busque culpables. Nuestro foco está cada vez más en el mundo financiero, y al analizar las primeras medidas del gobierno de Rajoy pretendemos desmontar todas las mentiras que se están diciendo, y que van a empeorar más aún la situación respecto a como la dejó Zapatero.

¿Podemos esperar mayor dureza contra los movimientos sociales desde el Ministerio del Interior, con Jorge Fernández Díaz a la cabeza?

Sí, totalmente. Claro, si se aplica mano dura, la calle puede retroceder o entrar en procesos de radicalización que hace muchos años que no conocemos en este país. Lo que está ocurriendo en Grecia nos da pistas de cómo las cosas no van a ser de juego de salón, como prácticamente han sido en la etapa socialista, sino que se corresponderán con una mayor polarización de la sociedad. Las respuestas sociales se producen siempre de forma imprevista, igual que nadie podía prever lo que ha pasado con el 15-M. Lo que sí que es previsible es que el poder del orden público aplique el principio de autoridad de forma contundente e implique una mayor polarización de los colectivos, de un lado y del otro.

¿No se debe trabajar porque el 90% de la sociedad esté representada en un Frente Amplio de Unidad frente a los recortes?

Sí, esa es la tarea pendiente. Lo que pasa es que la situación política, debido a los años de bipartidismo, attacesva a retrasar un poco este proceso. Ahora mismo en la sociedad hay todavía una escasa politización.

Hay una parte de la sociedad que no está movilizada y quiere que le solucionen las cosas, y no ha pasado suficiente tiempo como para que sean conscientes de que unos se apropian de la riqueza que produce el resto. En esta confrontación la correlación de fuerzas es muy desfavorable a que se hagan de otra forma las cosas.

La polarización que se puede producir cuando las cosas vayan a peor, que van a ir porque ya hay muchas familias que viven directamente de la pensión de sus mayores, y nos encontremos con la mano dura, todo se puede acelerar, encontrándonos con una mayor organización de la sociedad.

Pero más que culpa de los de abajo, ¿no es culpa de los de arriba, incluyendo a las direcciones de las organizaciones que son los que han dificultado la alternativa, y, en definitiva, que sea posible una gran unidad?

Sí, lo que pasa es que no creo que haya que dar tanto protagonismo a estas organizaciones, porque han estado en connivencia con el poder, y me refiero a las cúpulas sindicales. Y no les doy importancia porque realmente tampoco ha habido tanta presión por parte de los ciudadanos y de las bases de esas organizaciones. Yo estoy en contra de que se diga que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades, pero sí que hemos vivido en una situación de aparente bonanza, en la que no existía esta urgencia de contrarrestar la fuerza de los que se apropian de la riqueza. Ahora esas condiciones han cambiado y esas cúpulas serán sustituidas. Cuando la base presiona y lo hace de forma importante las cosas cambian. Cuando la gente salió a la calle porque estaba en contra de la Guerra de Irak, no importó lo que dijeran las cúpulas, porque la gente estaba en contra. Si las bases presionan, las organizaciones cambian. Ésta es la razón por la que dedico toda mi energía a los movimientos sociales.

Lo que está claro es que la transformación tiene que venir desde abajo…

Sí, porque si no ocurre esto, los que vengan después harán lo mismo. No es un problema de personas sino de dinámicas sociales, y de presión. Esto sirve para la cúpula de un partido o para el gobierno. Es necesaria una tensión entre la gente de la calle y quienes toman las decisiones.

 

Mayo 2012

¿Cómo valoras los resultados de Syriza en Grecia?garciazaldivar

Son una muestra de que las medidas que está aplicando la UE son injustas y antisociales. Syriza e Izquierda Democrática, entre las dos, han planteado un rechazo a las políticos neoliberales de la UE. Y eso ha sido respaldado por una cuarta parte del electorado.

Si a esto le unimos las posiciones contrarias a los recortes de los comunistas griegos, el KKE, o de los independientes, que se han desgajado de Nueva Democracia porque no aceptaban los recortes, por no hablar de la extrema derecha, Amanecer Dorado… resulta que los dos partidos que apoyan las medidas de la UE se han quedado con un ridículo 33%.

Para Europa, y para España, sería muy importante que Syriza fuera el partido ganador. Porque con el plus de 50 diputados que recibe el partido ganador, podría formar perfectamente gobierno con Izquierda Democrática, y a lo mejor con los comunistas. Sería un vuelco, y no bipartidista, del quítate tú que me pongo yo para hacer las mismas políticas, sino con cambios importantes.

Los que nos consideramos radicales de izquierda sabemos que esto tendría un valor incalculable para ponerlo de ejemplo a la ciudadanía, que sigue siendo escéptica con que el cambio es posible.

¿Por qué crees que esto ha cuajado en Grecia?

Es un país que va por delante en la visibilización de las consecuencias de la crisis y de las políticas neoliberales. Se está usando como se usó a Chile para probar el neoliberalismo. Aquí se está probando hasta dónde la sociedad aguanta esta ofensiva. Lo que está pasando en España es solo un porcentaje de lo que significan las políticas de destrucción de la sociedad.

Además en Grecia el estado social y el estado democrático no estaban tan consolidados como en otros países de la UE. Es el eslabón más débil.

Por otra parte, Syriza y otros partidos radicales no están planteando la salida de Grecia de Europa. Esta izquierda plantea luchar por otra Europa. Aquellos que están maquinando qué pasos dar es Bruselas, la UE, porque están asustados de la evolución política de Grecia.

Se ha quebrado el modelo bipartidista en Grecia, ¿crees que en España avanzamos por ese camino y es posible acabar con el bipartidismo?

Que éste es el camino nadie lo duda, que aquí estemos avanzando en ese sentido… creo que los avances son tímidos. Ojalá que consigamos avances más claros sin llegar a pasar el sufrimiento que está pasando el pueblo griego. Porque el sufrimiento es indignante. Los suicidios son solo la punta del iceberg, de un dramatismo social increíble.

Es el camino para acabar con el bipartidismo, pero ¿por qué hay que pasar un sufrimiento como el que han pasado los griegos en los dos últimos años. ¡Llevan 13 huelgas generales!

Entonces, ¿crees que debemos trabajar por el mismo camino político en España?

Yo diría que la socialdemocracia española se ha mostrado cómplice del capital, porque no ha ofrecido una política económica diferente, y la izquierda radical no ha sido capaz de convencer a la ciudadanía de que sus políticas protegen a los sectores más castigados de la sociedad, pero también a las clases medias. Y eso es un problema.

Es necesaria una respuesta rápida, en el menor tiempo posible. Hay que tener en cuenta que Syriza no era nada hace un año. Era un pequeño grupo con diez años de historia, como muchos aquí que te podría mencionar. Lo que está detrás es una sociedad civil que ha empezado a organizarse, y a ofrecer una alternativa electoral de rechazo a los recortes. Y están a punto de conseguirlo, de gestionar un sistema que ha fracasado. Si en algún momento podemos decir que el sistema neoliberal ha fracasado es en este largo periodo de crisis que llevamos desde el 2008.

maxresdefaultLa redistribución de salarios y rentas a través de los impuestos, la devolución del rescate bancario y la banca pública, la reforma de la ley electoral, la auditoría de la deuda… aparecen cada vez más como elementos nodulares y comunes. ¿Crees que existen condiciones para que pueda formarse un movimiento unitario en torno a estos puntos básicos?, y ¿cuáles son las dificultades?. Teniendo en cuenta que hay miembros del PASOK, el “PSOE griego”, expulsados por oponerse a los recortes, en Syriza.

En el Syriza español tendría que estar, por ejemplo, un Josep Borrell. Realmente hay gente de izquierda socialista, que está en el PSOE, que si seguimos el camino de Syriza tendrían que salirse del PSOE y estar en lo que sea.

Pero respondiéndote. En estos momentos es la sociedad civil, el 15-M, pero no solo el 15-M, la que se configura como el motor del cambio social. Y debe ser una sociedad civil plural, como lo empieza a ser, a la que los partidos de izquierdas y las coaliciones que vamos a ver surgir escuchen, porque son los que más están trabajando para que se produzca este movimiento unitario al que te refieres.

Ahora mismo la urgencia, lo que pensamos desde movimientos como ATTAC, es que hay que ganar la batalla ideológica. Debemos pasar a una ofensiva ideológica mucho más potente, para conseguir que la ciudadanía haga todas estas propuestas que mencionas, y otras muchas basadas en una fiscalidad alternativa nacional e internacionalmente, suyas. El sistema con el que se ha construido Europa ha hecho aguas, y hay que articular una respuesta colectiva que ponga de manifiesto que el neoliberalismo ha pasado a la historia. Las dificultades son muchas, pero irán perdiendo importancia a medida que la situación empeore. Porque desgraciadamente creo que las cosas van a empeorar mucho. Y hay dos mundos, el del bipartidismo y el del resto de la sociedad.

Anuncios

Acerca de joanencunyat

Director de la revista cultural Foros21. Redactor Jefe de Cultura y Director de Comunicación en De Verdad Digital. Jefe de sección en la revista Chispas. Director del Comité de Relaciones de Unificación Comunista de España

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 2.448 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: